Honduras:Comunicadores han decidido vencer el miedo ante el Estado de terror impuesto en Ocotepeque

Domingo, 07 Enero 2018 21:14 Written by  DIME/Kevhin Ramos Published in Amenazas a la Libertad de Expresión Read 1192 times

Aunque señalan que no tienen quién les defienda cuando son violentados en sus derechos por la lejanía en que se encuentran en el departamento de Ocotepeque, los comunicadores sociales han tenido que hacerle frente al miedo y saltar esa barrera para poner sus programas independientes y medios de comunicación al servicio de la ciudadanía que se expresa contra las innumerables violaciones a los derechos humanos del gobierno del presidente Juan Orlando Hernández, dijeron a pasosdeanimalgrande.com.

Son alrededor de 10 horas de camino desde Tegucigalpa hacia Ocotepeque. La travesía es impresionante, la riqueza natural se palpa a cada centímetro. El camino pasa por la reserva natural de El Guisayote, la cual es asediada por políticos que pretenden desaparecerla para instalar hoteles turísticos, denunciar eso puede colocar a cualquiera en una tumba en el cementerio.

En Ocotepeque convergen tres fronteras, hacia El Salvador; Guatemala y Honduras, hay un gran movimiento monetario pero ese dinero solo lo ven pasar sus habitantes porque no queda nada para apoyar el desarrollo de la zona.

Las manifestaciones contra el fraude electoral no han estado alejadas de la conciencia de la ciudadanía de Ocotepeque, y aunque no pueden denunciar violaciones a derechos humanos porque las únicas instituciones que existen  no funcionan como la delegación del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, CONADEH, cuyos representantes se nota que están bajo mordaza y no accionan por lo general para proteger los derechos fundamentales de la población. También hay una fiscalía del Ministerio Público, que aparenta pasar por las mismas circunstancias.

Defender la libertad de expresión e información en Ocotepeque trae como consecuencia las amenazas a muerte contra comunicadores sociales que en algunos casos han tenido que llamarse al silencio para proteger su vida, la autocensura es un arma para no morir, pero lacera no solo la libertad de expresión sino que deja a la población del sector sin información vital.

Hay amenazas pero mucha valentía y coraje de los comunicadores sociales

Más de 30 años de bregar por diferentes medios de comunicación y mantenerse en la misma línea de la rectitud y honestidad le han valido amenazas y cierres de contratos publicitarios para su programa de TV Noticias del 10, a Modesto Acosta, un comunicador social que desistió de seguir en algunos medios de comunicación porque considera que avalan irregularidades de los grupos de poder.

En el año 2015 su vida pendió de un hilo, tenía amenazas a muerte que podían concretarse en cualquier momento, lo cual no le interfirió su labor como comunicador social, todos los días denunció y sigue denunciando las arbitrariedades de funcionarios estatales. Junto a él hay otros pocos comunicadores que se juegan la vida para seguir ejerciendo el periodismo.

Pasosdeanimalgrande.com conversó con cuatro de ellos, solamente Acosta y Luis Antonio Hernández autorizaron  que se colocaran públicos sus nombres, los demás prefirieron hablar en el anonimato por la fuerte presión que tienen de funcionarios estatales.

Modesto Acosta dijo que el silencio está en Ocotepeque “porque hasta el diablo no viene aquí, la gente se ha tomado la situación como si fuera propio que tuvieran el poder de decidir sobre lo que se debe y no se debe hacer y muchas veces tenemos la limitante de no hacer las cosas porque no tenemos quién nos defienda, a veces la libertad de expresión se ve truncada en virtud de que aquí los políticos son los que hacen prevalecer sus intereses, sus deseos, y quieren que las cosas se hagan como ellos dicen y no como la Ley lo dicta”.

Sin embargo hay violación a la libertad de expresión porque muchas veces no nos dan información debido a que les puede lesionar sus intereses  y ellos dicen lo que quieren que la gente escuche y no lo que se debe conocer, reiteró.

Al consultarle cómo era Ocotepeque hace dos décadas expresó que no significaba nada en el concierto de departamentos de Honduras , “nosotros a través de la comunicación, en la televisión y la radio hemos contribuido a que se respete el departamento,  antes se hacía lo que la autoridad quería, ahora ya tienen mucho cuidado porque hemos formado conciencia en la población a través de los medios de comunicación, es muy diferente ahora”.

De acuerdo a Modesto Acosta en Honduras no hay un Estado respetuoso de la Ley, lo que existe es miedo que se den a conocer los negocios que se hacen desde la administración pública.

Los patrones para obstaculizar la libertad de expresión e información van desde no otorgar publicidad a comunicadores sociales que no se prestan para lavar la imagen del gobierno;  presiones de despidos y amenazas a muerte, “o sea que pasamos por lo mismo que le ocurre a los periodistas y comunicadores sociales que han decidido hacer el verdadero periodismo”.

“Yo tenía entre 10 a 12 anuncios, ahora solo tengo dos, en la medida que avanza la política se ha ido restringiendo la publicidad para algunos medios que no comulgan con los intereses de otras personas sino que hemos tratado de llevar la información como debe ser, apegada a la verdad “, denunció.

Funcionario del gobierno llegó para que hablaran bien del presidente a cambio de publicidad

Acosta describió que antes de que se dieran las elecciones generales de noviembre de 2017,  allí por el mes de agosto de ese año , se presentó un funcionario de gobierno y se reunió con todos los comunicadores sociales de Ocotepeque, “su planteamiento era que por tres meses de publicidad debían hablar muy bien del presidente de la República , les iban a pagar la cantidad de 18 mil lempiras , situación que no se ha dado, los comunicadores en contra de su voluntad lo hicieron, pero no les pagaron”.

Argumentó que sus colegas  aceptaron la publicidad porque deben sus espacios, “esto ya demuestra que hay mucha incidencia desde el Estado en la compra de la palabra del periodista lo que implica que se debe hablar bien del gobierno, esto no va a encaminado a la prosperidad de la población ni la defensa de la libertad de expresión”.

Acosta manifestó que no los culpa porque la necesidad muchas veces les ha obligado a tomar una decisión de esta naturaleza, “se valieron de que el comercio no da publicidad por intereses de carácter económico y político, pero el gobierno no les cumplió la palabra a los colegas”.

El entrevistado expresó que Ocotepeque no está exento de los caciques de partidos políticos que quieren manejar las cosas a su antojo en la zona, pero que cuando los comunicadores sociales informan de lo que están haciendo mal se molestan, entre ellos identificó al diputado del Partido Nacional que ha estado tres veces en el Congreso Nacional, no obstante no se conoce en ese departamento.

En relación a las amenazas que ha tenido que sortear informó que “he recibido muchas amenazas por mi trabajo, hice una denuncia sobre amenazas a muerte en el 2015, un funcionario de la Dirección Policial de Investigación, DPI,  muy comprometido con su cargo hizo las investigaciones, se llevó a cabo un vaciado de las llamadas y se dio con la persona que me  amenazaba, por eso no se consumó el hecho”.

Refirió que gracias al apoyo de Reporteros sin Fronteras que le dio acompañamiento sobre lo que debía hacer junto con  la Asociación por la Democracia y los Derechos Humanos, ASOPODEHU,  se pararon las amenazas, hubo investigación y se identificó al responsable. Hasta ahora sigue bajo protección de la policía, pero el Ministerio Público no sancionó a la persona a pesar de tener la certeza de su identidad.

“Las amenazas han sucedido porque nosotros hemos estado en contra de lo que hace el régimen , consideramos que ha sido un gobierno injusto, que no tiene equidad, que ha usurpado los poderes del Estado, no hay institucionalidad , hay mucha corrupción y todo eso lo hemos denunciado porque no podemos seguir avalando situaciones de esta naturaleza”, refirió.

oscar alvarez parlamento

Oscar Álvarez, diputado por el Partido Nacional promotor de la mordaza,

posiblemente siguiendo línea de arriba.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al consultarle cómo ve la situación de libertad de expresión después de que Juan OrlandoHernández asuma un segundo período muy cuestionado , expresó que “creo que hay que sentar en el banquillo de los acusados a Oscar Álvarez que fue el promotor de la aprobación del artículo 335-B irrespetuoso de la Ley,  que metió esto a última hora para poner una Ley mordaza y una Ley de terrorismo para los comunicadores sociales y periodistas, lo cual es antidemocrático y viola la libre expresión y los derechos humanos. Ya la CIDH se pronunció que es un irrespeto a la libertad de expresión por lo que debe derogarse esta Ley que atenta contra todos los periodistas y comunicadores sociales del país”.

Con mucha esperanza dijo que a pesar de toda la mordaza, la censura y autocensura, los comunicadores sociales que no le hacen el juego al gobierno son la salida que tiene la población de Ocotepeque,  porque son la fuente que les permite hablar, comunicarse, expresarse contra el régimen , “sin embargo el temor y el miedo en que vivimos ha hecho que personas que han sido violentadas en su derecho no denuncien, por el Estado de terror impuesto”.

Congreso Nacional nos ha obstaculizado el trabajo

 antonio ocotepeque

Antonio: Nos han impuesto la Ley Mordaza y el Congreso es el responsable

Por su parte el comunicador social Luis Antonio Hernández, del Canal MayaTV,  la arremetió contra el Congreso Nacional de ser la fuente de todos los males para el ejercicio periodístico, “nuestro trabajo se ve obstaculizado  desde las leyes que ha probado este Congreso que actualmente terminará, se está aplicando un artículo como acción de mordaza, por lo que instamos a los derechos humanos para que aboguen por nosotros”

Otro de los comunicadores que prefirió el anonimato dijo que “tenemos demasiados obstáculos porque solo nos dan la información que quieren los operadores de la instituciones de gobierno, les pedimos que contribuyan  porque queremos que se le dé a conocer la verdad  al pueblo. Si partimos de los últimos 8 años no hemos tenido avances en acceso a la información pública, más bien muchos obstáculos”.

Agregó que en la zona es difícil ejercer el trabajo como periodistas, “porque nos ponen hasta horarios para poder tener acceso a las entrevistas y también a la información, esos horarios son a altas horas de la noche ”, finalizó.

Last modified on Domingo, 07 Enero 2018 23:30