Periodistas y comunicadores sociales, develaron la  precaria situación que están enfrentando en distintas partes del país, en un encuentro la capital hondureña, el pasado 03 de mayo “Día Mundial de la Libertad de Prensa”.

El 28 de marzo de 2017,el defensor de derechos humanos Esteban Vásquez, corresponsal de Radio Progreso y miembro  del Movimiento Independiente Indígena Lenca de La Paz - MILPAH recibió amenazas de  muerte  de un grupo de hombres que lo esperaban en su comunidad. Durante esa semana,una nueva campaña de difamación contra el directorde Radio Progreso apareció en redes sociales enHonduras.Lacampaña sesgada acusa a "Padre Melo", como el director esconocido,de recibir"dinero sucio de  actividades relacionadas con las drogas y de usar Radio Progreso para desacreditar a Honduras".

Los crímenes contra periodistas, comunicadores sociales y en general los trabajadores de la comunicación se han vuelto “una normalidad” en el país. Cuando matan a alguien de este sector el tema en los medios de comunicación dura una o dos semanas, después sale de la agenda pública. Paralelamente a ello, sucede lo mismo con los operadores de justicia que al principio actúan por la presión mediática y dicen que están haciendo grandes esfuerzos para llevar a los culpables a la justicia.

Reporteros Sin Fronteras expresa su gran preocupación por la situación del periodista Jairo López, quien enfrenta un juicio por difamación en el que se han registrado graves irregularidades y además es víctima de una campaña de desprestigio. Las autoridades de Honduras deben garantizar urgentemente la protección del periodista, así como ofrecer las condiciones para que se realice un proceso justo, señala un comunicado de esta organización internacional emitido este miércoles 22 de febrero de 2017.

El 8 de Agosto de 2016, el defensor de derechos humanos Jorge Jiménez recibió amenazas de muerte a través de una carta que demandaba que se desligara de su trabajo de derechos humanos en las próximas 24 horas o si no le iban a asesinar. 

Published in Denuncia

Las amenazas contra el periodista Carlos Jeremías Girón Rivera se reanudaron el 15 de junio  cuando  su casa fue vigilada a eso de las 12 de día. Cuatro hombres y una mujer tomaron fotografías y filmaron, cuando él no se encontraba, aunque la policía fue alertada no ha hecho nada, de acuerdo a ampliación de la denuncia que el comunicador social realizó ante el Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras, CODEH, este 18 de junio de 2016.

El traspasar las fronteras para buscar protección para su vida no han sido obstáculo para que le emitieran una orden de captura aduciendo que participó en las últimas protestas en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, UNAH y que hoy 14 de junio  un desconocido le hiciera una llamada amenazante , según denunció la afectada a pasosdeanimalgrande.com. Esto sucedió pasado poco tiempo después de una conferencia que organizaciones de derechos humanos realizaron en el protón de entrada de la UNAH, lo que molestó a las autoridades que emitieron un comunicado desbordado de estigma.

El ataque en contra de periodistas y comunicadores sociales al interior de nuestro país, es una problemática que permanece en silencio, pero que se ha incrementado en los últimos meses. Los responsables de realizar este tipo de acciones van desde miembros de las Fuerza Armadas y de la policía hasta las autoridades municipales, quienes llegan al punto de levantar  procesos penales para silenciar las voces que incomodan su no tan transparente accionar.

El periodista Félix Molina desde su lecho de recuperación en el Hospital Escuela, ha enviado un mensaje donde deja entrever la posibilidad de salir del país ante las acciones de grupos paralelos que usan "nuestros cuerpos para enviar mensajes de violencia", ante la fragilidad del Estado y su propia fragilidad como periodista independiente, señala que considera prudente atender opciones que personas y gobiernos le han ofrecido para recuperar su salud, al tiempo que asegura que su compromiso con el país continuará.

Página 1 de 2