Aunque señalan que no tienen quién les defienda cuando son violentados en sus derechos por la lejanía en que se encuentran en el departamento de Ocotepeque, los comunicadores sociales han tenido que hacerle frente al miedo y saltar esa barrera para poner sus programas independientes y medios de comunicación al servicio de la ciudadanía que se expresa contra las innumerables violaciones a los derechos humanos del gobierno del presidente Juan Orlando Hernández, dijeron a pasosdeanimalgrande.com.