Kelvin Castillo,  camarógrafo y Operador del canal de televisión TELEVIDA, de la ciudad de Choluteca, fue víctima de represión por parte de policías militares,  el pasado 5 de enero de 2018, mientras cubría una manifestación contra el fraude electoral.

Aunque señalan que no tienen quién les defienda cuando son violentados en sus derechos por la lejanía en que se encuentran en el departamento de Ocotepeque, los comunicadores sociales han tenido que hacerle frente al miedo y saltar esa barrera para poner sus programas independientes y medios de comunicación al servicio de la ciudadanía que se expresa contra las innumerables violaciones a los derechos humanos del gobierno del presidente Juan Orlando Hernández, dijeron a pasosdeanimalgrande.com.

Periodistas y comunicadores sociales, develaron la  precaria situación que están enfrentando en distintas partes del país, en un encuentro la capital hondureña, el pasado 03 de mayo “Día Mundial de la Libertad de Prensa”.

El 28 de marzo de 2017,el defensor de derechos humanos Esteban Vásquez, corresponsal de Radio Progreso y miembro  del Movimiento Independiente Indígena Lenca de La Paz - MILPAH recibió amenazas de  muerte  de un grupo de hombres que lo esperaban en su comunidad. Durante esa semana,una nueva campaña de difamación contra el directorde Radio Progreso apareció en redes sociales enHonduras.Lacampaña sesgada acusa a "Padre Melo", como el director esconocido,de recibir"dinero sucio de  actividades relacionadas con las drogas y de usar Radio Progreso para desacreditar a Honduras".

Funcionarios públicos y empresarios usan un arma tan letal como los proyectiles de una pistola para detener la labor informativa de los periodistas y comunicadores sociales en Honduras. Se trata de las querellas por difamación y calumnias que tiene a periodistas condenados a prisión, suspensión del ejercicio periodístico y de sus derechos ciudadanos.