“El derecho a la asociación y manifestación pacífica debe salvaguardarse, mientras a violencia necesita ser evitada en todo momento. Deploramos la pérdida de vidas humanas y nuestra los pensamientos están con las familias de las víctimas. Es imperativo que todas las partes actúen responsablemente y evitar acciones que alimentan aún más las tensiones”, señaló en una declaración pública  Catherine RAY, Portavoz de Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, de la Unión Europea, el 05 de diciembre de 2017, en relación a la grave situación de derechos humanos en Honduras.

En menos de dos semanas fueron asesinadas dos defensoras de los derechos de las mujeres, en la colonia Ramón Amaya Amador, de Comayagüela, Honduras.

Published in Contexto