“El derecho a la asociación y manifestación pacífica debe salvaguardarse, mientras a violencia necesita ser evitada en todo momento. Deploramos la pérdida de vidas humanas y nuestra los pensamientos están con las familias de las víctimas. Es imperativo que todas las partes actúen responsablemente y evitar acciones que alimentan aún más las tensiones”, señaló en una declaración pública  Catherine RAY, Portavoz de Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, de la Unión Europea, el 05 de diciembre de 2017, en relación a la grave situación de derechos humanos en Honduras.

Más de 80 estudiantes, entre ellos tres menores de edad, fueron detenidos ilegalmente este 06 de mayo de 2016,  por hacer uso de su derecho a la protesta. La represión no solamente vino de la policía sino de jueces y fiscales que han dejado a cinco de ellos para iniciarles un proceso penal, como parte de una estrategia para establecer el miedo y que ya no haya resistencia contra la decisión del ministro de Educación, Marlon Escoto, que impuso alfabetización obligatoria como requisito de graduación.