A través de un documento oficial el gobierno de Juan Orlando Hernández rechazó la petición del Secretario General de la Organización de Estados Americanos, OEA, Luís Almagro, para que se permita un delegado de ese organismo a fin de verificar la situación de las protestas, los crímenes contra manifestantes, reuniones con  los familiares de las víctimas y observación en los lugares donde están los detenidos como consecuencia del ejercicio de su derecho a la protesta social, en el marco del fraude electoral  de noviembre de 2017.