Economista Nelson Ávila: La pobreza es una violación sistemática a los derechos humanos

Viernes, 14 Julio 2017 22:16 Written by  Published in Contexto Read 141 times
Economista Nelson Ávila: La pobreza es una violación sistemática a los derechos humanos Foto:criterio.hn

La pobreza es una esclavitud moderna, ya que los niveles están sumamente elevados y las políticas neoliberales no han hecho nada más que profundizar la crisis, siendo en sí misma una violación sistémica de los derechos humanos,  en la opinión del economista Nelson Ávila.

 nelson avila

Nelson Avila

Honduras podría colocarse entre los primeros lugares con mayor porcentaje de población en condición de pobreza con un 60 por ciento , seguido de Guatemala, México y Bolivia.

Ávila  sostuvo que 6 de cada 10 hondureños viven en condición de extrema pobreza a vista y paciencia del gobierno.

Para algunos expertos los programas asistencialistas fomentan el clientelismo político, mantienen a la gente en la pobreza y es un patrón repetitivo.

Entre el 2007 y 2008 el país tuvo un incremento en la economía, pero es desde el 2011 que los niveles de extrema pobreza se vienen acrecentando.

Pobreza y derechos humanos

Otro punto que tocó Ávila es que la pobreza es sistemática desde el punto de vista que se reproduce rápidamente en todos los ámbitos de la vida social del país, por lo que la CEPAL anunció que 72 de cada 100 hondureños son pobres.

Considerando que este organismo no utiliza para recopilar información las encuestas de hogares sino el mismo mecanismo de medición que usa el Banco Mundial, (BM), en donde se supone que un dólar diario es la frontera entre pobreza y la extrema pobreza, lo que representa un quinto del salario mínimo necesario para sobrevivir.

“Yo diría que hay que preguntarnos qué derecho humano no se violenta, el primer derecho violentado es el derecho a la vida, según la constitución aquí no hay pena de muerte pero se la aplican a opositores políticos y a personas que no tienen ningún poder económico”, manifestó Ávila.

Mientras que la segunda clara violación es el derecho a la libertad de pensamiento, porque el que hace uso de éste, lo limitan en el ámbito político, económico, organizacional, del Estado y académico, lo que provoca la erradicación del principio de la libertad en todas sus expresiones.

El tercer derecho fundamental que es violentado en este país es el derecho al trabajo, se demuestra en que este modelo económico apenas puede absorber un tercio de la población económicamente activa y cada año hay más personas trabajadoras activas, pero desempleadas.

Promediando, dos tercios de la población hondureña o son desempleados o buscan la manera de sobrevivir.

Ávila indicó que “si hay derecho al trabajo, no hay derecho a un salario digno,  aquí hasta los egresados de medicina inclusive les pagan menos del salario mínimo, simplemente es un demostrativo de la incapacidad de que el poder funcione”.

La justicia distintiva como principio violentado, la cual existen en un modelo de sociedad menos desigual, en donde la mayoría de las personas tienen acceso a un ingreso justo, en realidad existe cuando hay un alto nivel de concentración económica, expuso el economista.

En otras palabras, muy pocas familias reúnen la mayoría de la producción social, en consecuencia estos principios violentados “se debe al tipo de gobierno que tenemos que es un sistema injusto, oprobioso y de esclavitud moderna, que aumenta la exclusión y además centraliza el ingreso a expensas del sacrificio de una inmensa mayoría”, finalizó Ávila. 

Compitiendo con la pobreza

A pesar de los programas asistencialistas que implementa el gobierno de Juan Orlando Hernández denominado “Vida Mejor” y el lema virilizado de que “Honduras está cambiando”, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe,(CEPAL), cada día Honduras se acerca a encabezar la lista de los niveles de pobreza extrema,  poniéndose al lado del país más pobre de América Latina como es Haití.

En contraste con el excesivo gasto del gobierno de Hernández en la compra de armamento, un lujoso jet, un helicóptero Bell valorado en más de 4.8 millones de dólares y según lo han denunciado medios de comunicación, su esposa es propietaria de una lujosa residencia en Miami.

En los pasados 14 años Honduras mantiene el promedio de pobreza extrema más alto de la región centroamericana, de acuerdo con los datos que compila el Banco Mundial,(BM). Según el organismo financiero, Honduras promedia una tasa de 19.6 por ciento de pobreza extrema entre su población.

Para junio de 2016 el 60.9 por ciento de los hogares hondureños se encontraban en condición de pobreza, ya que sus ingresos estaban por debajo del costo de una canasta básica de consumo que incluye alimentos y otros bienes y servicios., según datos del Instituto Nacional de Estadísticas, INE.

Last modified on Viernes, 14 Julio 2017 22:30