Urgente: HIDROCEP y el Ministerio Público arremeten contra Pajuiles

Viernes, 11 Agosto 2017 00:40 Written by  Published in Contexto Read 245 times
Urgente: HIDROCEP y el Ministerio Público arremeten contra Pajuiles Foto: MADJ

Más de 8 patrullas, una tanqueta y un camión militar llegaron hasta el Sector Pajuiles en Tela, Atlántida, destruyeron el "Campamento Digno por el Agua y por la Vida" y se llevaron detenidos ilegalmente a 3 defensores y 1 defensora de los bienes naturales, este 10 de agosto de 2017.

El Ministerio Público presentó requerimiento fiscal imputándoles por el delito de USURPACIÓN por detentación de espacios públicos en perjuicio del Estado de Honduras y de la empresa HIDROCEP. Hay una lista de 12 personas más que deberán ser capturadas para enfrentar juicio penal por defender el Río Mezapa y la Cordillera nombre de Dios. 

A las 6:00 am, una operación dirigida por el Jefe de Policía de Tela, apellido Iglesias, se hizo presente en el campamento digno con más de 8 patrullas, 1 camión militar y 1 tanqueta para desalojar a quienes han permanecido por más de 140 días en resistencia pacífica en defensa del río Mezapa y la Cordillera Nombre de Dios en Pajuiles, Tela.

A este hecho le anteceden los graves sucesos del 22 de julio donde pobladores de la parte alta, afines a la empresa y pagados por la misma para generar confrontación quemaron el campamento instalado en el segundo acceso al plantel de la empresa y el 04 de agostopasado quemaron nuevamente lo reconstruido en ese mismo campamento y agredieron violentamente al coordinador general del Movimiento Amplio, Martín Fernández y a Óscar Martínez, quien ha ejercido un importante liderazgo en las acciones sostenidas por el campamento, integrante del Movimiento Amplio y delegado de la palabra quien ahora ha sido detenido y permanece privado de libertad a raíz del conflicto. 

Al momento de la detención, la policía preguntaba directamente por Óscar Martinez, sin embargo, también capturó a su esposa, Angélica Recinos, a René Mejía y otro compañero más quien sería puesto en libertad en horas posteriores bajo el argumento de que él no está en la lista "de los que deben ser investigados", lo cual evidencia que hay un trabajo de perfilamiento de liderazgos por parte de la empresa en contubernio con la policía. Luego de ser detenidos, transcurrieron varias horas sin que fueran llevados a la posta policial correspondiente ya que contrario a ello, los mantuvieron en la patrulla policial dando reiteradas vueltas en las zonas aledañas al campamento y al momento de tomar sus datos en la posta comentaron directamente que estaban ahí porque estaban en contra del proyecto hidroeléctrico de HIDROCEP.

A esta sospecha se suma que el día de ayer, 09 de agosto, Sagrario Prudott, jefa del departamento de derechos humanos de la Secretaría de Estado en el Despacho de Seguridad junto a agentes de la Policía Nacional llegaron al Sector Pajuiles para constatar los daños provocados por las personas pagadas por la empresa HIDROCEP quienes desalojaron y quemaron los campamentos el pasado 04 de agosto y agredieron a Martín Fernández y a Óscar Martínez, pero que, contrario a reaccionar favorablemente se puede inquirir que la recopilación de información que realizó contribuyó para la identificación inmediata de los liderazgos en la zona que hoy han sido detenidos.

Pero es aún más grave la situación, se constató que en el expediente de la causa consta una lista de 12 personas más que deberán ser detenidas y privadas de libertad por el delito de usurpación por detentación de espacios públicos en perjuicio del Estado de Honduras y la empresa hidroeléctrica HIDROCEP. 

pobladores2 

Las personas detenidas actualmente son 4 hombres, Óscar Martínez, René Mejía, Arnaldo Castro y Orlando Castro y Angélica Recinos, defensora de los bienes naturales, incansable luchadora, esposa de Óscar Martínez y madre de 3 hijos menores de edad quienes ante la captura de su padre y madre han quedado completamente desprotegidos únicamente bajo el cuidado solidario de los habitantes de la comunidad que también permanecen en lucha y quienes en las recientes horas han tenido que abandonar su hogar debido al temor de ser víctima de nuevas agresiones por parte de personal de la empresa.

Evidenciada la confabulación de HIDROCEP con el Ministerio Público y la Policía Nacional

Con las acciones de este día ha sido más que evidente la parcialidad y el servilismo con el que actúa la policía nacional y el Ministerio Público, ya que desde 2010 hasta la fecha conoce de más de 7 denuncias promovidas por el Movimiento Amplio y los pobladores de la comunidad organizados como núcleo del Movimiento y hasta la fecha no hay ningún requerimiento fiscal y ni una tan sola captura a pesar de haber constatado y reconocido los daños ambientales provocado por la empresa mediante dictamen emitido en agosto de 2016.

Ese mismo Ministerio Público incapaz, ahora se ha ensañado con la población consciente que lucha por el derecho humano al agua y en menos de 24 horas realizó un desalojo y 4 capturas, emitió requerimiento fiscal y está a espera de capturar a 12 personas más por los perjuicios causados a un pequeño grupo que compone la empresa HIDROCEP. ¡Indignante!

Desde el Movimiento Ampliodenunciamos la embestida de la cual estamos siendo víctimas por parte de Jaison Hawit y su empresa HIDROCEP y por supuesto, con la venia del Ministerio Público, la policía nacional, la Secretaría de Seguridad, el Comisionado Nacional de Derechos Humanos y de toda la institucionalidad hondureña en general quienes hacen caso omiso al conflicto y permiten con su silencio todas las arbitrariedades ahora cometidas.

Denunciamos también que, la Policía a efecto de continuar intimidando mantiene en la zona una tanqueta con amenaza de disipar cualquier acción que se pueda gestar y para evitar que la población retorne a los puntos donde estaban instalados los campamentos, de los cuales no quedó absolutamente nada ya que luego de desarmar las galeras la montaron a sus vehículos y llevaron incluso hasta las mantas y demás pertenencias como prueba para las acusaciones en contra de los y la detenida.

El gobierno de la República y el Estado de Honduras son y serán los responsables de todos los daños causados al río Mezapa, a la Cordillera Nombre de Dios y a la compañera, los 3 compañeros detenidos y a sus familias quienes ahora sufren la agonía de enfrentarse a la colapsada y corrupta justicia hondureña que castiga entre todas las cosas a la clase más pobre del país y blinda a los ricos y corruptos con manto de impunidad difícil de romper. Ninguna acción o regalía por parte de las empresas y el gobierno puede compensar o reparar los gravísimos daños causados a la convivencia pacífica que en algún momento caracterizó a los pueblos y comunidades de Honduras y sobre todo, el duro rompimiento del tejido social que ha ido profundizándose cada vez más con hechos como los que hoy enfrentamos.

Reciente

De acuerdo a los últimos informes los detenidos fueron dejados en libertad con medidas sustitutivas a la prisión que consisten en no salir del país, presentarse al juzgado los martes y jueves a firmar un libro y no asistir a reuniones.

Pastoral Social Diócesis de La Ceiba condena capturas y desalojo

 La Pastoral Social de la Diócesis de La Ceiba ante los acontecimientos violentos sucedidos en Pajuiles el día de hoy 10 de agosto del 2017, se pronuncia ante el pueblo hondureño y las instituciones internacionales con la máxima preocupación ante la exhibición de autoritarismo en contra de personas buenas y humildes que defienden la vida de sus comunidades y su futuro.

1° Rechazamos el uso arbitrario y desproporcionado de la fuerza por parte de la Policía Militar de Orden Público y la Policía Preventiva en horas de la madrugada contra el campamento pacífico y digno en la Aldea Pajuiles, departamento de Atlántida, sin mostrar ninguna orden judicial. Ellos son parte del pueblo pero actúan contra el pueblo pobre, obedeciendo las órdenes de los que imponen la razón de la fuerza y no la fuerza de la razón y la justicia.

 2° Rechazamos la detención arbitraria de Oscar Martínez, Orlando Geovany Pérez, René Mejía Calderón y Angélica Recinos, cuatro personas reconocidas por su compromiso y entrega al bien común de la comunidad, y exigimos su liberación inmediata por ser un atropello a todos sus derechos constitucionales. Pedimos que se deduzcan responsabilidades a los promotores de estas injusticias y no se criminalice a personas que sólo le hacen bien a Honduras. Nos parece vivir en “el país del mundo al revés” donde se persigue a los buenos y los corruptos caminan tranquilos.

 3° Denunciamos y rechazamos la parcialización de la Policía, del Ministerio Público y de todas las instancias públicas a favor de los intereses del empresario Hasson Hawit dueño de HIDROCEP y sus actuaciones en contra de los intereses legítimos del conjunto de las comunidades del sector y del bien común. Si el lema de la policía es “servir y proteger” ya nos damos cuenta que protegen intereses particulares y no les importa el bien común.

4° ¿Qué defienden las comunidades al instalarse en campamentos para oponerse a estos proyectos extractivos? Está claro que defienden la vida presente y futura, el

derecho humano al agua que se ve amenazado con estos proyectos, los bienes naturales que son parte de la casa común que a todos nos cobijan y nunca se pueden convertir en mercancía al servicio del lucro insaciable de empresarios ávidos de riqueza rápida. Estas iniciativas son muchas veces el último recurso de las comunidades ante el atropello a que son sometidas por empresarios que se quieren adueñar de lo que es de todos y por las autoridades que actúan de espaldas al pueblo y sin la mínima transparencia.

5° Denunciamos la actitud agresiva y violenta del dueño de HIDROCEP, Hasson Hawit y su gente, contra las personas que se oponen legítimamente a este proyecto. Denunciamos y rechazamos los hechos violentos acaecidos el día 4 de agosto cuando una gran cantidad de gente de la parte alta bajó a enfrentarse con los pobladores que están en contra del proyecto. Denunciamos que se manipule, se compre la conciencia al precio que sea, se engañe a la población con migajitas y regalías, que se quiera enfrentar a los pobres con los pobres, que se radicalice y agudice el conflicto provocando más violencia. Y le responsabilizamos por lo que pudiera pasar. Le pedimos que medite y busque otros caminos que no sean la fuerza y represión policial que agrava más el problema y aleja la solución.

6° Reconocemos la dignidad y el valor humano de muchas personas conscientes de estas comunidades, que se entregan a estas luchas desiguales, personas buenas que se arriesgan por defender lo que es de todos, lo que preserva la vida. También la vida de los que hoy inconscientemente sólo ven lucro y dinero y no les importa causar daños irreparables al medio ambiente que a todos nos traerá consecuencias por generaciones. Reconocemos el valor y la dignidad de todas las organizaciones que acompañan estas luchas de los más pobres.

7° Nos hacemos eco de las palabras del Papa Francisco en su encíclica sobre el cuidado de la casa común en su numeral 53: “Estas situaciones provocan el gemido de la hermana tierra, que se une al gemido de los abandonados del mundo,con un clamor que nos reclama otro rumbo. Nunca hemos maltratado y lastimado nuestra casa común como en los últimos dos siglos. Pero estamos llamados a ser los instrumentos del Padre Dios para que nuestro planeta sea lo que él soñó al crearlo y responda a su proyecto de paz, belleza y plenitud “

Dado en la ciudad de La Ceiba a los 10 días del mes de agosto del 2017.

PASTORAL SOCIAL DIÓCESIS DE LA CEIBA

Tomado de: https://www.movimientoamplio.org/single-post/2017/08/10/URGENTE-HIDROCEP-y-el-Ministerio-P%C3%BAblico-arremeten-contra-Pajuiles

Last modified on Viernes, 11 Agosto 2017 01:04