Cuerpos represivos atacan, mandan un mensaje de miedo a defensores de derechos humanos

Jueves, 12 Octubre 2017 22:52 Written by  Published in Contexto Read 156 times
Todos somos defensores de derechos humanos. Foto de https://en.justiceandpeace.nl/news/justice-and-peace-netherlands-calls-on-honduras-to-drop-charges-against-tomy-morales-and-her-colleagues Todos somos defensores de derechos humanos. Foto de https://en.justiceandpeace.nl/news/justice-and-peace-netherlands-calls-on-honduras-to-drop-charges-against-tomy-morales-and-her-colleagues

El pasado 08 de septiembre cuatro defensores de derechos humanos fueron atacados por los cuerpos represivos del Estado cuando trataban de rescatar a estudiantes de la universidad nacional que habían quedado atrapados en un cerco de hombres armados, tanto policías como guardias de seguridad, quién sabe qué les hubiera pasado si la presencia de los defensores dos hombres y dos mujeres que expusieron sus vidas para proteger a los jóvenes.

Desde finales de mayo de este año las protestas estudiantiles han sido constantes, se sumó a ello una huelga de hambre por 50 días, pero eso no ha resuelto el problema porque en vez de hacer uso del diálogo las autoridades han procedido a replicar la práctica de 2015 y 2016 con procesos criminales y campañas de descalificación y estigmatización por diversos medios de comunicación y redes sociales .

A casi cuatro meses de sistemáticas protestas estudiantiles las cosas se fueron agudizando, la presencia constante de defensores de derechos humanos de alguna manera para acciones más profundas contra la integridad física de las personas defensoras de derechos humanos.

A la par del acompañamiento las campañas de desprestigio contra los defensores es una constante, en comunicados emitidos por la universidad se les señala como un grupo de ultra izquierda.

Las denuncias de los defensores de derechos humanos sobre actos arbitrarios desde los funcionarios de la universidad a la cabeza de la rectora Julieta Castellanos trae siempre una respuesta.

El 07 de junio ante la denuncia de que una policía de investigación reveló que la universidad le pidió infiltrar el Movimiento Estudiantil, un comunicado se hizo circular con una amenaza velada para la defensora de derechos humanos que lo hizo ante medios de comunicación.

Pero las acciones de respuesta agresiva no se quedan solo contra los defensores de derechos humanos sino contra organismos internacionales como la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras, OACNUDH, por el único hecho que esta institución se pronunció en contra de una sentencia condenatoria contra tres estudiantes en junio pasado.. La respuesta de la universidad no se hizo esperar y fue muy virulenta al extremo de descalificar por varias semanas a la Oficina de la OACNUDH.

Los cosas han ido subiendo el nivel y el 08 de septiembre pasado rebasó los límites cuando los defensores de derechos humanos Tomy Morales de ASOPODEHU, Carlos del Cid, del Observatorio Ecuménico Internacional de Derechos Humanos, Ariel Díaz de la Asociación de Jóvenes por los Derechos Humanos y Hedme Castro de ACI-Paticipa, acompañaban a estudiantes para protegerlos de la represión.

Allí se dieron situaciones graves contra la integridad física de los defensores y hacia unos siete estudiantes que estaban encerrados con candado por los guardias de seguridad de la UNAH.

En un bus del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos pretendían cubrir la integridad física de los estudiantes pero a cambio recibieron falta de diálogo y una respuesta represiva con gas pimienta y toletazos por parte de la policía, además de que la universidad les acusó de encubrimiento y atentado.

Los policías utilizaron la saña para atacar a los defensores y estudiantes rociándole gas pimienta en sus rostros, los gritos desgarradores de los afectados no les conmovió sin que les enchacharon con las manos hacia atrás para que no se auxiliaran entre sí ni se tocaran los ojos.

El defensor Carlos del Cid tiene el 80 quien gritaba ante los policías que es diabético, tiene el 80 por ciento de su cornea dañada en el ojo izquierdo, el derecho está afectado en un 25 por ciento y debió guardar mucho reposo para recuperarse.

Ante tanta barbarie organizaciones de derechos humanos solicitaron la destitución de los jefes policiales que ordenaron el ataque; investigación imparcial y castigo por las acciones delictivas. También la destitución del ministro de seguridad.

La Comisión de Depuración policial procedió según dijo en un comunicado de prensa a suspender a los oficiales mientras se realiza una investigación. Hasta ahora no se ha conocido un informe de avances sobre estas investigaciones.

La defensora de derechos humanos y periodista Tomy Morales está en completo reposo, los gases le afectaron el sistema nervioso y le dejaron secuelas de hipertensión.

Este ataque tenía un mensaje claro en el contexto electoral de reelección del presidente Juan Orlando Hernández, establecer el temor de seguir vigilando la vigencia de los derechos humanos en la UNAH, posicionar en la mente de las personas que quienes se atrevan a defender derechos humanos en Honduras no serán respetados, por eso la respuesta tanto de organizaciones de derechos humanos como de la comunidad internacional debe ser contundente.

Este artículo fue redactado para la resvista sampsoniaway.org Veálo Aquí