Terror en elecciones: Gobierno de JOH usa falsos positivos para generar miedo y desmovilizar a la oposición

Lunes, 20 Noviembre 2017 00:06 Written by  Published in Contexto Read 629 times
Terror en elecciones: Gobierno de JOH  usa falsos positivos para generar miedo y desmovilizar a la oposición Foto:tiempo,hn

Como parte de una política de terror del Partido Nacional fue calificado el supuesto hallazgo de distintivos del partido LIBRE, papeles con planificación de ataques el día de la elecciones y manuales terroristas, presentadas por el gobierno en el marco de la operación Democracia II,  pero estas acusaciones fueron desvirtuadas por el Colectivo Isis Obed Murillo, que denunció “provienen de los aparatos represores y criminales del régimen nacionalista, con el contubernio y, posiblemente, ejecutoria de sus estructuras de base partidaria”.

La Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), anunció en conferencia de prensa este 19 de noviembre que decomisó la noche del sábado 18 de noviembre  material para elaborar bombas molotov, banderas y afiches del Partido Libertad y Refundación (Libre) y drogas,  en una residencia de la colonia Villeda Morales, en el Distrito Central de Honduras, sin presentar a ninguna persona detenida.

En septiembre de este año el Congreso Nacional a petición del presidente Juan Orlando Hernández aprobó el artículo 590 en relación a lo que llamó la figura “asociación terrorista”, en la que se impone cárcel de unos 20 años a quienes participen de la asociación.

Diversos grupos sociales calificaron esta ley violatoria de las garantías ciudadanas y un ataque directo a las protestas que a diario se realizan. Los sectores opositores a este ordenamiento jurídico adelantaron al momento de la aprobación del artículo que el mandatario tenía intereses ya establecidos en el marco de su reelección para mandar presa a la oposición.

Las mismas estrategias del gobierno de Micheletti

El día de hoy viernes 28 de noviembre de 2009 ; un día antes de las elecciones,  bajo orden judicial los cuerpos policiales y militares hicieron un cateo en la sede de Red Comal en Siguatepeque, zona central de Honduras, para buscar material contra de las elecciones, según informó la policía que llegó a allanar las instalaciones de la organización sin la presencia de los fiscales.

En aquella fecha según la versión del Comisario de Policía Lagos Sánchez, se llevaba a cabo "una orden de allanamiento emitida por el Juzgado de Letras Seccional de Siguatepeque, por acciones del Ministerio Público que conllevan el objetivo de búsqueda de armas, afiches y otros documentos que llaman a no votar este domingo 29 de noviembre....."

El resultado fue la confiscación de computadores, discos duros, usb, y toda la información posible que lograron sustraer los cuerpos represivos del Estado en ese momento en que se vivián momentos de intensas movilizacions populares contra el golpe de Estado de junio de 2009 y que se pretendía lavar con un proceso electoral ilegal, igual que ahora con la reelección del presidente Juan Orlando Hernández que se saltó la Ley para postularse por segunda ocasión a la presidencia de la República a pesar que que Constiución lo prohíbe.

También se allanaron otras sedes de organizaciones populares, se realizaron detenciones de personas participantes de la resistencia contra el golpe de Estado donde el Ministerio Público y los aparatos represivos jugaron un rol protagónico para tratar de aplastar la oposición que rechazaba las elecciones por ilegales.

El movimiento social denunció desde principio de año que la violencia en el marco de las elecciones del 26 de noviembre de 2017 se iba a agudizar y efecto eso está ocurriendo.

Rechazo de vinculación de Oposición en acciones que señala Gobierno

“Rechazamos estas acciones de desprestigio, intimidación y terror que, según indicios racionales, provienen de los aparatos represores y criminales del régimen nacionalista, con el contubernio y, posiblemente, ejecutoria de sus estructuras de base partidaria”, señala una publicación en la página de Facebook de Samuel Trigueros, coordinador del Colectivo Isis Obed de la colonia Villeda Morales de la capital donde la policía dijo haber encontrado ese material.

Agrega Trigueros que “Nada casual, considerando que ayer también desarrollamos la capacitación para las MER, que mantenemos una actividad constante contra el régimen de JOH y todo su séquito y, sobre todo, que hay claras evidencias de la derrota nacionalista; lo cual los obliga a llevar a las últimas consecuencias su proyecto continuista y dictatorial”

También responsabilizó al gobierno de Juan Orlando Hernández de estas acciones,  “al  gobierno nacionalista, a las fuerzas policiales, militares y paramilitares, así como a sus representantes locales en la Colonia Villeda Morales, por cualquier atentado o daño a la integridad de quienes constituimos el Colectivo de base "Isis Obed Murillo-Villeda Morales".

Este es el texto de la publicación en Facebook

ALERTA Y ÁNIMOS

Cuando se habla de políticas públicas se suele argumentar que si no están escritas no lo son; sin embargo, existen en Honduras (como en otros países expoliados y sometidos a las atrocidades de la derecha en cualquiera de sus grados) políticas tácitas que no requieren estar publicadas en las gacetas oficiales para ser una deleznable realidad. Este es el caso de la política de terror económico, cultural, religioso, militar, paramilitar y mediático que practica el gobierno nacionalista y sus cómplices alter egos tradicionales y de nuevo cuño.

Luego de dos procesos electorales post golpe de Estado, y después de un sistemático e impune (hasta ahora) saqueo de los recursos nacionales, la nueva contienda electoral pone a la Alianza de Oposición frente a un Partido Nacional erosionado por sus vinculaciones directas al latrocinio, corrupción, narcotráfico y terrorismo de Estado, mecanismo que parece ser la carta escondida sobre la mesa, a la vista de todos, para generar falsos positivos, miedo, inmovilización y el ambiente propicio para secuestrar las voluntades, las urnas y, posiblemente, la nación mediante un autogolpe ejecutado por los mismos cuerpos armados que en el 2009 atacaron la supuesta intención de perpetuarse en el poder de Manuel Zelaya Rosales y que ahora defenderán en la contrahecha figura política de Juan Orlando Hernández, quien en materia de concentración de poder y continuismo no entiende de "supuestos", sino de hechos a su favor.

En ese contexto, y acorde con esa política de terror nacionalista, circula la noticia de última hora de un allanamiento en la colonia Villeda Morales de Tegucigalpa -comunidad donde coordino desde 2009 el Colectivo de base "Isis Obed Murillo", Libre y Alianza de Oposición-, señalando que se encontraron distintivos de Libre, armas, drogas, manuales de terrorismo, planes de atentados el día de las elecciones y material sobre el antifraude.

Esta es la primera supuesta vinculación directa que el gobierno y los medios de comunicación alineados destacan entre el crimen organizado y Libre (representado, en este caso, obviamente, con las estructuras de base) en la víspera de las elecciones. Nada casual, considerando que ayer también desarrollamos la capacitación para las MER, que mantenemos una actividad constante contra el régimen de JOH y todo su séquito y, sobre todo, que hay claras evidencias de la derrota nacionalista; lo cual los obliga a llevar a las últimas consecuencias su proyecto continuista y dictatorial: sabemos que son capaces de todo para lograrlo.

Ojalá esto sólo sea un montaje del gobierno y la Policía y que se pueda desenmascarar; pero mientras eso no suceda, declaro que:

  1. El Colectivo de base "Isis Obed Murillo-Villeda Morales", sus integrantes y yo como coordinador no tenemos nada que ver con los elementos plantados o encontrados en dicho allanamiento; que nuestras acciones son apegadas a principios éticos, humanistas, pacíficos, anticorrupción, antidesigualdades, antiimperialistas, en apego a los derechos ciudadanos constitucionales y de derechos humanos.

  2. 2. Que rechazamos estas acciones de desprestigio, intimidación y terror que, según indicios racionales, provienen de los aparatos represores y criminales del régimen nacionalista, con el contubernio y, posiblemente, ejecutoria de sus estructuras de base partidaria.

  3. 3. Que mantendremos nuestra línea de conducta transparente, de justicia y defensa de nuestros derechos humanos, lo cual incluye manifestarnos políticamente.

  4. 4. Que, ante esta escalada de amenazas y terror, no sucumbiremos ni claudicaremos en nuestro proyecto de construir una patria libre de desigualdades e injusticias, por lo cual nos avocaremos en esta coyuntura a las urnas electorales, con el mismo ímpetu y consciencia con que desde nuestros orígenes hemos participado política y culturalmente en contra de toda forma de atropello al pueblo del cual formamos parte.

  5. 5. Que responsabilizamos al gobierno nacionalista, a las fuerzas policiales, militares y paramilitares, así como a sus representantes locales en la Colonia Villeda Morales, por cualquier atentado o daño a la integridad de quienes constituimos el Colectivo de base "Isis Obed Murillo-Villeda Morales".

  6. 6. Que exhortamos a las autoridades del Partido Libre y de la Alianza de Oposición a manifestarse, de manera clara y contundente, en el sentido de solidarizarse con nuestro Colectivo y con cualquier estructura de base y personas que militan en Libre, deslindándonos de las vinculaciones veladas o directas que derivan de "noticias" como la de este allanamiento.

  7. 7. Que invocamos el apoyo, seguimiento y acción de los organismos de derechos humanos, en defensa de nuestra integridad y libre ejercicio político cultural.

¡Ánimo y alerta, compañeros/as!

Samuel Trigueros Espino
(Escritor, coordinador del Colectivo Isis Obed Murillo-Villeda Morales)

Tegucigalpa, 19 de noviembre de 2017.

Last modified on Lunes, 20 Noviembre 2017 00:30