14 pobladores de la comunidad de Los Prados, Namasigue, Choluteca, en el Sur de Honduras, serían el conejillo de indias para desarticular la resistencia de  miles de personas que se oponen a la continuación de la empresa Energías Solares, S.A, que se asentó en esa comunidad alzándose con un contrato por 20 años y ganancias anuales de 15 millones de dólares, unos 353.4 millones de lempiras al cambio actual, sumando alrededor de 7 mil 68 millones de lempiras en 20 años prorrogables. Ellos enfrentan un juicio por su oposición al proyecto sin un cinco en sus bolsas, pero tendrán en su contra abogados que son pesos pesados para impulsar condenas.

Published in Contexto