Como parte de una política de terror del Partido Nacional fue calificado el supuesto hallazgo de distintivos del partido LIBRE, papeles con planificación de ataques el día de la elecciones y manuales terroristas, presentadas por el gobierno en el marco de la operación Democracia II,  pero estas acusaciones fueron desvirtuadas por el Colectivo Isis Obed Murillo, que denunció “provienen de los aparatos represores y criminales del régimen nacionalista, con el contubernio y, posiblemente, ejecutoria de sus estructuras de base partidaria”.

Published in Contexto