A tres días de insurrección de la población hondureña, el gobierno de Juan Orlando Hernández quitó las garantías constitucionales, esto cubrió con un manto de impunidad las torturas, detenciones ilegales, asesinatos y hay denuncias de posibles  desaparecidos, todos esos abusos  son  cometidos por  elementos de la policía, cobras y el ejército en las calles del país, desde minutos después de implementado el toque de queda, el pasado 01 de diciembre.

Published in Contexto