Perversas ficciones y praxis políticas de la dictadura en Honduras

Martes, 21 Noviembre 2017 00:00 Written by  Published in Editorial Read 98 times
Perversas ficciones y praxis políticas de la dictadura en Honduras Foto:elheraldo.hn

Si imagináramos un triángulo isósceles puesto al revés, es decir con el vértice hacia abajo, podríamos visualizar la base del mismo en la parte superior.

Por: Galel Cárdenas*

La hipótesis consiste en que el triángulo puesto boca abajo representa la política exterior ideológica imperial, en donde el vértice inferior refleja el país que sigue obedientemente todos sus lineamientos, y la base superior es la plataforma política de imposición a nivel mundial dirigida a países endebles, cuyas economías y políticas estatales son dependientes de la gigantomaquia planetaria de Estados Unidos.

Pues bien, en materia de política exterior, los países dependientes del imperio en el mundo entero están supeditados a las políticas de diferentes formas de acuerdo con la región en que se encuentran.

Es fácil determinar y focalizar tales estrategias y tácticas, sólo basta repasar las noticias del continente europeo, africano, del Medio Oriente, de Oceanía o de Asia.

En cada país de las regiones mencionadas se percibe la forma y naturaleza de tales modalidades. Los ejemplos son claros: Libia, Irak, Siria, Corea del Norte, Afganistán, etc.
En nuestro continente americano (Nuestra América decía José Martí), el imperio ha agrupado su política económica, financiera e ideológica en los países colindantes con el Océano Pacífico tales como México, Guatemala, Honduras, Costa Rica, Panamá, Colombia, Perú, Chile y ahora se agrega Argentina.

Todos ellos configuran un haz de naciones que responden como grupo ideológico de derecha ante los países pertenecientes al Alba, cuyos más destacados partícipes son Venezuela (los fundadores e impulsores fueron Fidel y Hugo), Ecuador, Bolivia, Nicaragua, El Salvador, Cuba y casi todos las naciones caribeñas insulares que han asumido nuevos valores de solidaridad inter actuantes entre ellos mismos.

En el fondo, la lucha ideológica se plantea de manera dicotómica entre ambos bloques, los cuales en el concierto continental libran una durísima batalla sorda, mezquina, plena de odio, maledicencia y perversión, por parte de los países títeres correspondientes.

Sabe la superpotencia que (retrotrayendo el siglo XIX cuando América se separó de España) es posible en el decurso del tiempo que la gran mayoría de los pueblos americanos, finalmente pasarán a una independencia total del emporio norteamericano que domina el mundo, en donde, por cierto, va perdiendo terreno en diversas regiones geográficas de la tierra.

Los pueblos luchan por valores de equidad, justicia, soberanía y contra la explotación desmedida y deshumanizada de los seres humanos.

Esa lucha es continua, desigual, desequilibrada. Ante ello se enfrentan dos fuerzas antagónicas clasistas, sea desde la perspectiva que se analice el contexto respectivo.

Ante el avance de las revoluciones ciudadanas continentales, los directores de la política exterior N.A (Departamento de Estado, y todas las agencias de inteligencia especializadas por zonas y países en la geografía terrestre) han sido responsables de los cambios de gobierno, sucesiones presidenciales, injerencias diplomáticas, programas específicos en prácticas intervencionistas y toda clase de instrucciones estratégicas para gobiernos en donde las élites supremacistas sociales las aplican con el objetivo de sostener el estatus quo de dominio y explotación acompañado de las más agudas represiones posibles en todos los campos de la esfera de la vida social, económica, política e ideológica.

Honduras, tal como los describen Víctor Ramos y Pastor Fasquelle sufre una embeestida de los agentes y ex agentes de la CIA enviados a Honduras para crear una atmósfera igual o peor a la sufrida en el año 2009, cuando las marionetas hondureñas movieron cielo y tierra siguiendo al pie de la letra el auténtico manual golpista que fuera aplicado en Argentina, Chile y Venezuela , trasuntados de un feroz anticomunismo rabioso, tanto que  en aquellos países se contaron por millares los encarcelados, desaparecidos y asesinados durante la década de los años 70s.

Tanto JJ Rendón, como Otto Reich y Roberto Carmona, que poseen intereses económicos en el país de Francisco Morazán, a lo mejor por su propia ideología desnaturalizadamente fascista y asesina, y patológicamente esquizofrénicos, han llegado al país para difundir en los medios de comunicación de la élite fáctica, miedo, terror, desconfianza, duda, sospecha, turbación y desasosiego entre los electores más desinformados, analfabetas, ingenuos, crédulos, incautos, aislados de la realidad nacional, faltos de conciencia social, cándidos y que pertenecen a esa porción del voto indefinido todavía, a esta altura del proceso electoral.

El gobierno que ha sido una de las peores lacras políticas de los últimos tiempos, ha asumido como autómata, las indicaciones respectivas referentes a la desinformación con fines perversos capaces de eliminar a cuanta persona se les ocurra en su afiebrada mente descompuesta, con tal de lograr que el votante, finalmente, muestre aprensión y pavor, el día de la votación general.

En tal sentido han recurrido a las viejas tácticas anticomunistas. Primero copando todos los medios burgueses de comunicación, así mismo, comprando a periodistas, presentadores de televisión, personalidades que son reaccionarios más allá de la doctrina de seguridad nacional, para que con su trabajo profesional incidan en la voluntad y pensamiento electoral de los ciudadanos honrados y des ubicados del verdadero problema ideológico y político de la nación.

Luego han usado los falsos positivos burdos, torpes e infantiles que llevan a la práctica los aparatos represivos del Estado como la policía tanto civil como militar.

Y han puesto una parafernalia de voces de pastores evangélicos y católicos, mismos que reciben remuneración estatal, violando de este modo, la prerrogativa constitucional del Estado laico que fundó y preconizó Francisco Morazán.

El gobierno que finaliza fue un saqueador de todas las arcas del Estado, las cuales financieramente contienen millonarias cantidades de dinero, al grado que hasta a los jubilados se les arrebataron los ahorros de toda la vida, el único dinero fresco contante y sonante que existe en el país, junto con el dinero proveniente del narcotráfico y el lavado de dinero en los bancos de la pandilla presidencial.

Fue un gobierno asesino de jóvenes estudiantes de secundaria y de la universidad, de jóvenes en general tanto mujeres como varones.

El gobierno fue una enredadera maldita de una magnitud escalofriante ya que copó toda las infra estructuras y superestructuras del Estado, sin que nadie ni nada pudiera detener la voracidad de un monstruo que solo Hobbes ha podido describir como el Leviatán.

Este monstruo de Tomás Hobbes (1588-1679) es descrito como la materia, forma y poder de la república que construye la iglesia y el poder civil. Este monstruo devorador posee un poder descomunal, de cuya gigantesca dimensión tienen temor los fuertes, y es tan hiperbólico su dominio e imperio que no hay sobre la tierra quien se le parezca, es un animal de una enormidad fabulosa que no le tiene temor a nadie y su comportamiento psicológico menosprecia todo aquello que es sublime, excelso, elevado y glorioso, como la patria, se considera mucho más que un rey, es como un Dios terrestre que entre los soberbios se considera el soberano, monarca, emperador.

Toda la parafernalia fascista tiene esos caracteres hobbeanos que están caracterizados por las invenciones, ficciones pervertidas, del asesino compulsivo, del malvado coercitivo, capaz de llevar al holocausto a media humanidad como lo hizo Hitler, Stalin, Pinochet, Videla.

Solo hay una fuerza capaz de detener tal bestia inhumana, que ocupa la mentira, la calumnia, la falsedad, la farsa, para alimentarse, infladamente cada día que pasa.

Esa fuerza es la voluntad soberana de los pueblos que se manifiestan en elecciones democráticas mediante el voto considerado como la expresión más alta de la voluntad política de los ciudadanos que escogen a sus autoridades para que representados por diputados, regidores, presidentes, designados presidenciales que —representando a sus votantes— lleguen a construir la república idónea donde la felicidad colectiva sea la más alta dimensión humana de equidad, justicia y soberanía popular.

___________________________________________________________________________

*Galel Cárdenas: Poeta, narrador, ensayista, es profesor titular en el Departamento de Letras de la

galel cardenas 

Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Fue uno de los fundadores de la Unión de Escritores de Honduras, UEAH, que también presidió. Asimismo, en 1992 fue fundador del Premio de Literatura otorgado por la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, denominado Premio Nacional de Literatura José Trinidad Reyes, y de la Editorial Argos.Escritor hondureño, Coordina la Unión  Nacional de Escritores de Honduras. 

 

Last modified on Martes, 21 Noviembre 2017 00:20