“…En medio de alarmantes niveles de represión, el 22 de diciembre, Canadá reconoció la confirmación de Juan Orlando Hernández como presidente y afirmó que alienta la protección de los derechos humanos y el diálogo político. Tal declaración demuestra una falta total de preocupación genuina por los derechos humanos dado que 34 civiles han sido asesinados, más de 200 arrestados y cientos heridos por la policía militar bajo la administración de la misma persona que ahora es declarada presidente….”, señalaron un grupo de académicos , miembros de sociedad civil y estudiantes de Canadá en una misiva enviada al Primer Ministro Justin Trudeau y al Ministro de Relaciones Exteriores, Chrystia Freeland.