Sábado, Jul 2024

Seleccione su idioma

Pen International  emitió  una acción  global a favor de Cesario Padilla, quien es miembro del Centro Pen Honduras, y que está  condenado por el delito de detentación de edificios públicos,  a tres años de prisión,  intersección  civil y a pagar la millonaria cantidad de 13 millones 800 mil lempiras, unos 187 mil dólares  a la UNAH, por defender junto a sus compañeros Sergio Ulloa y Moisés  Cáceres. Un juez de Ejecución  les negó  la amnistía para perseguidos políticos  recientemente.

Este es el contenido de la acción  global la cual accionarán todos los Centros Pen  en los continentes del mundo :

Honduras: Revoquen la condena de Cesario Alejandro Félix Padilla Figueroa

PEN Internacional insta a las autoridades hondureñas a que anulen la sentencia del periodista, miembro de la junta directiva y miembro fundador de PEN Honduras Cesario Alejandro Félix Padilla Figueroa, cesen el acoso legal contra él y garanticen que acceda a un juicio justo.

"El caso de Padilla Figueroa ilustra la maquinaria de la impunidad en Honduras y las barreras para acceder a la justicia.  Al anular su sentencia, las autoridades hondureñas tienen la oportunidad de marcar la historia de los derechos humanos. PEN Internacional pide que se ponga fin a esta persecución injustificable", declaró Romana Cacchioli, Directora Ejecutiva de PEN Internacional.

Padilla Figueroa se ha enfrentado a casi una década de restricciones de derechos y persecución como represalia por ejercer su libertad de expresión, que han culminado en una condena. Desde 2014, ha sido acosado por su participación en protestas estudiantiles, abogando contra la privatización de la universidad y soportando una vigilancia continua, obstáculos para el ejercicio del periodismo, breves detenciones y amenazas.

El 7 de junio de 2017, Padilla Figueroa y sus compañeros Moisés David Cáceres y Sergio Luis Ulloa fueron condenados por "usurpación" en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH). La sentencia fue emitida por un juez y grabada en un audio. Sin embargo, no fue transcrita ni entregada en documento a Padilla Figueroa durante tres años, lo que imposibilitó al periodista a interponer recursos o solicitar un nuevo juicio y, por tanto, acceder a la justicia.

En septiembre de 2020, fueron declarados culpables del delito de "detentación ilegal de edificios públicos" y condenados a tres años de prisión, trabajos forzados durante su estancia en prisión, suspensión de sus derechos y pago de daños y perjuicios a la UNAH.

En 2023, abogados defensores de los derechos humanos solicitaron la amnistía para Padilla Figueroa y pidieron el fin de la criminalización en su contra. Sin embargo, la solicitud fue rechazada por el Ministerio Público tras una audiencia ad hoc celebrada el 29 de enero de 2024. Más recientemente, el 31 de enero de 2024, el juez emitió su resolución después de escuchar a las partes, y resolvió de negar la amnistía. El 5 de febrero la defensa interpuso un recurso de apelación para que se rectifique esta decisión del juez y que se cierre el expediente a través de la amnistía para perseguidos politicos. También, Cesario Padilla, enfrentará un juicio civil para pagar por daño la UNAH la cantidad 187.000 dólares, cuyo impago podría acarrearle penas de prisión. 

PEN Internacional considera que Cesario Padilla Figueroa, Moisés David Cáceres y Sergio Luis Ulloa están siendo perseguidos por ejercer sus derechos a la libertad de expresión, asociación y reunión, consagrados en la Constitución hondureña (artículos 72-75 y 79), así como en la Convención Americana sobre Derechos Humanos (artículos 13 y 15) y en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (artículos 19 y 21) de los que Honduras es Estado Parte.

 

ACTÚA

INCIDENCIA

Inste a las autoridades de la República de Honduras a:

·        Anule la condena de Padilla Figueroa, procesado por ejercer su derecho a la libertad de expresión y reunión;

·        Adopte todas las medidas necesarias para garantizar que los estudiantes de la UNAH puedan ejercer su derecho a la libertad de expresión, incluida la protesta pacífica;

·        Cumplir con la disposición de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que afirmó que "el derecho a protestar públicamente es un elemento esencial de la libertad de expresión".

Pida a las autoridades universitarias que:

·        Otorgue el perdón para Cesario Padilla y sus compañeros como medida clara para poner fin a la persecución y criminalización de las protestas.

  • Despenalizar las protestas estudiantiles y permitir la participación de los estudiantes en los órganos de toma de decisiones de la UNAH, garantizando que los conflictos en el seno de la institución se resuelvan mediante el diálogo inclusivo, de conformidad con el derecho internacional.

Envíe los llamados a:

Corte Supremo de Justicia
Presidenta- Sra. Rebeca Lizeth Ráquel Obando
Correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
X/Twitter: @RebecaRaquelO

Universidad Nacional Autónoma de Honduras | Universidad Nacional Autónoma de Honduras
Rector de la Universidad - UNAH Dr. Odir Fernández
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
X/Twitter: @UNAH_Rectory

Por favor, envíe una copia de su llamados a la Embajada de Honduras en su país. Encontrará los datos de contacto aquí.

Considere la posibilidad de pedir a su Ministerio de Asuntos Exteriores y a sus representantes diplomáticos en Honduras que planteen el caso de Padilla Figueroa en foros bilaterales y multilaterales.

*** Por favor, envíe los llamamientos inmediatamente ***

Redes sociales

Comparta información sobre el caso de Cesario Padilla y sus actividades de campaña en las redes sociales.

Divulgación

Se anima a los miembros de PEN a:

·        Publique artículos y artículos de opinión en su prensa nacional o local destacando el caso de Padilla Figueroa y la libertad de expresión en Honduras;

·        Entreviste a Cesario Padilla para sus redes sociales o medios de comunicación de su país.

*** Por favor, informe a PEN Internacional de cualquier acción que emprenda y de las respuestas que reciba ***

Antecedentes

En diciembre de 2014, Cesario Alejandro Félix Padilla Figueroa y otros cinco estudiantes de la UNAH fueron suspendidos arbitrariamente de la universidad tras participar en protestas contra la privatización de la UNAH y por la democratización de los órganos de gobierno de la institución. Posteriormente fueron readmitidos tras una sentencia de la Corte Suprema de Justicia de Honduras en febrero de 2015.

Mientras continuaban las protestas, en 2015 Padilla Figueroa y sus compañeros fundaron el Comité Pro Defensa de los Derechos Humanos para documentar los abusos contra los derechos humanos que se producían como consecuencia de las protestas. Más tarde ese mismo año, el 17 de julio, Padilla Figueroa -junto con sus compañeros Moisés David Cáceres y Sergio Luis Ulloa- fue acusado de usurpación de propiedad de la UNAH en virtud del artículo 227 del Código Penal hondureño, por participar en la ocupación de un edificio universitario durante una protesta estudiantil.

Al parecer, durante una audiencia celebrada el 7 de agosto, el fiscal solicitó una condena de tres años, además de otras penas. Según PEN Honduras, Padilla Figueroa y sus compañeros quedaron en la incertidumbre jurídica mientras esperaban una copia escrita de la sentencia, necesaria para presentar un recurso.

Poco después de la condena de Padilla Figueroa, la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras declaró: "La oficina expresa su preocupación por la sentencia dictada en relación al delito de 'usurpación', considerando que en reiteradas ocasiones, la oficina ha señalado -tanto públicamente como en nuestras discusiones con funcionarios judiciales - que el uso de este tipo de delito en el contexto de la criminalización de la protesta social presenta serios problemas a la luz de los estándares internacionales de derechos humanos."

El 13 de junio de 2015, PEN Internacional y PEN Honduras instaron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a intervenir en el caso de Padilla Figueroa y los demás estudiantes, solicitando "medidas cautelares" para obligar al Estado hondureño a proteger el derecho de los estudiantes a la libertad de expresión, asociación y educación, y a garantizar una investigación exhaustiva sobre los supuestos abusos de autoridad y violaciones de los derechos humanos en el seno de la UNAH.

PEN Internacional ha documentado el acoso y la vigilancia de Padilla Figueroa durante años, sobre todo a través de declaraciones en 20152016 y 2020; una Resolución de 2016 sobre Honduras, el Día del Escritor Encarcelado de PEN 2016 y 2017, y Listas de Casos, entre otros.

Para más información, póngase en contacto con Alicia Quiñones, Jefa de la Región de las Américas, en PEN International, correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Back To Top