Sábado, Jul 2024

Seleccione su idioma

Honduras comparecerá el 17 y 18 de abril del presente año, en Ginebra, Suiza, ante el Comité Contra la Tortura de las Naciones Unidas, en donde se analizará el informe presentado por el Estado hondureño el 15 de septiembre de 2020,  según informaron  la Organización Mundial Contra la Tortura, (OMCT) y el Centro de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de las Víctimas de la Tortura y sus Familiares, (CPTRT), este 23 de febrero de 2024. El objetivo de la llegada a Honduras es para conversar con la sociedad civil la cual debe participar activamente en las reuniones previas a la evaluación informando de la situación en Honduras.

Durante la evaluación se analizarán los temas relacionados con las medidas adoptadas para la incorporación en la legislación militar un tipo penal de tortura, las medidas tomadas para garantizar que todas las personas privadas de libertad disfruten en la práctica y desde el inicio de la privación de la libertad de todas las salvaguardas legales fundamentales, en particular los derechos a ser informados de los motivos de la detención y de la naturaleza de los cargos que se formulen en contra de las personas detenidas, de igual modo, a la pronta asistencia de defensa a través de un abogado y a la notificación de detención hacia una persona de elección del o la privada de libertad, como también a solicitar un reconocimiento físico y sicológico efectuado por un médico independiente.

La coordinadora de América Latina de la  OMCT, Olga Guzmán Vergara, que se encuentra en Honduras para reunirse con organizaciones de sociedad civil con el objetico preparar la próxima revisión que realizará el Comité Contra la Tortura de la Organización de la Naciones Unidas, ONU.

Guzmán dijo a pasosdeanimalgrande.com que Honduras deberá responder sobre las medidas que ha adoptado para “prevenir, investigar y sancionar” el delito de tortura en el país.

De acuerdo con lo expresado por la entrevistada , “me voy sorprendida por la importante labor de las organizaciones de sociedad civil, pero también preocupada por la gestión penitenciaria de carácter militar en el país”.

Otra de sus preocupaciones es la profundización de la militarización de la seguridad pública, asimismo, destacó que la tortura se comete de manera sistemática desde el primer momento de la detención y existe una tendencia en la fabricación de culpables en el país.

 Guzmán Vergara, espera que el Comité Contra la Tortura, pueda hacer recomendaciones muy puntuales al Estado hondureño de tal manera que la tortura como delito, además sea sancionado efectivamente, también pueda ser prevenida vía el fortalecimiento del Mecanismo y Comité Nacional de prevención Contra la Tortura y Otros Tratos Crueles Inhumanos o Degradantes, CONAPREV.

 Según los regímenes de excepción, expresó que, de conformidad con el derecho internacional de los derechos humanos, se deben cumplir ciertos criterios que son proporcionales, excepcionales y temporales, ya que se abre una grieta en el país por la presencia militar en los centros penitenciarios y en las calles con la facultad para detener a civiles, sumado a ello la preocupación crece por la falta de transparencia particularmente cuando no existe supervisión, ni controles de carácter civil.

 Ante las muertes violentas en los centros penitenciarios concluyó, que deben de ser investigadas de forma diligente, y las autoridades responsables de esos delitos ser sancionadas, además que el Gobierno de Honduras tiene la obligación  reparar a las familias víctimas, ya que sería un mensaje claro para la sociedad hondureña, sobre todo que no se continuará con la impunidad, ni se permitirán actos de tortura, ni muertes violentas bajo la tutela del Estado.

Rechazamos la presencia de la PMOP en las cárceles y demandamos se juramente a Mildred Meléndez

El Director del CPTRT, Juan Almendares Bonilla a través de un mensaje virtual dijo que es necesario se proceda a nombrar a la abogada Mildred Meléndez como comisionada electa legalmente por la mayoría de organizaciones de sociedad civil que trabajan en cárceles. Señaló que la Policía Militar del Orden Público no debe estar en las cárceles de Honduras .

Asimismo se pronunció a favor de los estudiantes universitarios criminalizados “porque no se les ha reconocido la amnistía e impuesto una multa multimillonaria lo cual es una tortura  y parte de la criminalización que se viene practicando desde el golpe de Estado”.

Por el lado de la subdirectora de CPTRT, Alba Mejía, reiteró que el Estado de excpeción debe tener fin; desmilitarizarse las cárceles.

Abogó porque un consultor externo internacional debe llegar a Honduras a hacer una revisión porque el CONAPREV está militarizado y bajo prácticas lesivas.

 

Back To Top