Sábado, Jul 2024

Seleccione su idioma

En la foto el agente Franklin Gonzales de la DPI , el otro agente estaba escondido detrás del árbol.

La persecución de la Secretaría de Seguridad contra el defensor de derechos humanos Jorge Fernando Jiménez Reyes continuó este miércoles, luego que llegaron a su oficina dos agentes de Dirección Policial de Investigación (DPI) y pretendieron capturarlo con una orden judicial que hace días fue anulada.

Primero Jiménez fue acosado por organizaciones de la sociedad civil afines al gobierno, ahora lo acorrala la Policía por denunciar negligencia de autoridades de la Secretaría de Seguridad.

Por su postura crítica, Jiménez- presidente de la asociación de Jóvenes Promotores y Defensores de los Derechos Humanos (JOPRODEH) y también diputado al Parlamento Centroamericano (Parlacen),  primero ha tenido que enfrentar el hostigamiento proveniente de organizaciones civiles cooptadas por el gobierno quienes amenazaron con querellarlo y ahora al acoso se une la policía.

Al acorralamiento de los uniformados surge luego que Jiménez, el 29 de junio reciente, denunció públicamente que desde el día lunes 24 de junio las autoridades de la Secretaría de Seguridad ya tenían conocimiento de que cinco jóvenes retenidos el 23 de junio por una banda criminal ya habían sido asesinados, pero para no opacar el desarrollo del Foro de Sao Paulo y los actos de conmemoración del golpe de Estado, guardaron silencio.

Fue hasta el sábado 29 de junio que las autoridades de la Secretaría de Seguridad dieron a conocer que habían encontrado los cadáveres de los cinco jóvenes y montaron todo un show de rescate de los cuerpos en una montaña de Tatumbla, Francisco Morazán.

Persecución

Increíble, pero cierto; en un movimiento coordinado la Secretaría de Seguridad y la Fiscalía de Delitos Comunes del Ministerio Público reabrieron una denuncia sobre supuesto maltrato familiar y presunta estafa interpuesta en el año 2021 contra Jiménez por lo que un juez ordenó su captura el jueves 4 de julio.

La Policía reaccionó con rapidez para ejecutar el arresto del defensor, quien decidió presentarse voluntariamente ante el tribunal de justicia, por lo que la jueza conocedora del caso dejó sin validez la orden de aprehensión.

No obstante, este miércoles 10 de junio, dos agentes de la DPI, vestidos de civil, llegaron a las 11:00 de la mañana a la oficina de JOPRODEH, buscando a Jiménez para capturarlo, presentando para ello la orden de captura ya invalidada.

La Directora Ejecutiva de ASOPODEHU llamó a la Ministra de la Secretaría de Derechos Humanos, SEDH, Angélica Álvarez, con el objetivo de que interviniera ante el Ministro de Seguridad Gustavo Sánchez, para parar el hostigamiento de la DPI contra Jiménez, pero la funcionaria no respondió la comunicación.

Ante el asedio a Jiménez, la periodista y defensora de derechos humanos Dina Meza llamó al comisionado general Juan Manuel Aguilar Godoy, Director General de la Policía Nacional , para pedir una explicación del por qué sus agentes insistían en capturar al diputado al Parlacen.

Godoy aseguró que no había ninguna orden de captura en curso y que había hablado con el director de la DPI quien le confirmó que esa dependencia tampoco tenía tal orden de aprehensión.

Luego Meza se comunicó con Franklin Gonzales, uno de los agentes de la DPI que pretendían capturar a Jiménez y éste le manifestó que “ ya nos retiramos de la zona”, al preguntarle por qué habían llegado queriendo llevarlo detenido dijo que los primeros agentes que habían hecho lo mismo el 03 de julio anterior no hicieron su informe y de allí que se generó “la confusión”, pero que el equipo con el que andaba iban a elaborar el informe.

“Lo que hoy me sucedió fue que La Policía sigue queriendo detenerme pese a que ya no hay ninguna orden de captura. Hubo una recontra orden de cumplimiento inmediato pues públicamente se conoce que yo me presenté. Ellos no pueden alegar ignorancia”, detalló Jiménez a Pasos de Animal Grande.

Relató que dos agentes de la DPI, vestidos de civil, identificándose uno con el apellido González, “llegaron a la puerta de mi oficina con mentiras, diciendo que querían tomarme una declaración cuando lo que querían era detenerme con una orden de captura que el 09 de julio  fue dejada sin valor y efecto por el juez”.

Como los miembros de la seguridad, los pararon en la puerta, “entonces uno de los agentes se comunicó conmigo y cuando le dije: no creo que me esté llamando para detenerme, él me contestó que sí y que andaban una orden de arresto; pero al explicarle que como denunciado ya me había presentado ante los juzgados y que la orden ya había sido revocada, me dijo que mientras aparezca en el sistema policial tienen que ejecutarla, y es más se las enviaron hoy (este 10 de julio)”.

De acuerdo con el defensor de derechos humanos, los agentes policiales se retiraron de la oficina de JOPRODEH, luego que Meza llamó al Director General de la Policía Nacional,  para asegurarse que no hubiera una detención ilegal.

Jiménez, sostuvo que son muy evidentes las acciones de intimidación y hostigamiento por parte de La Policía desde que denunció que las altas autoridades de la Secretaría de Seguridad, desde el 24 de junio tenían conocimiento del destino de cinco jóvenes raptados, un día antes, en una colonia al oriente de esta capital y ocultaron la información y actuaron tardíamente para no entorpecer el desarrollo del Foro de Sao Paulo.

Una vez que hago la denuncia, al siguiente día la oficina de JOPRODEH ya estaba rodeada de policías armados y con sus respectivas cámaras dispuestos a capturarme y exponerme, refirió.

Explicó que para perseguirlo están usando una denuncia de carácter privado interpuesta ante el Ministerio Público en el año 2021, por lo que la fiscalía nunca lo citó para tomarle declaración.  “Ahora viene la Secretaría de Seguridad que ha instrumentalizado al Ministerio Público para acosarme, cosa que no han hecho desde el Poder Judicial, donde la jueza ha actuado de manera clara y contundente”, agregó.

Audiencia de Trabajo este viernes con la CIDH

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, otorgó días atrás una audiencia de trabajo en el caso de las medidas cautelares de las cuales goza tanto Jiménez como los demás miembros de JOPRODEH, debido a diversos obstáculos y arbitrariedades en la implementación de las mismas por el Mecanismo Nacional de Protección y la Policía Nacional.

En esta audiencia se llevará a cabo a las 2:00 pm este viernes 12 de julio en la cual debe estar presente el Estado de Honduras, el defensor de derechos humanos, compañeros de JOPRODEH, Andrés Pavón y la ASOPODEHU que son sus  representantes.

Back To Top