Sábado, Jul 2024

Seleccione su idioma

La Corte de Apelaciones de lo Penal de Francisco Morazán ordenó sobreseimiento definitivo para los ex estudiantes Cesario Padilla, Sergio Ulloa y Moisés Cáceres, quienes fueron condenados por detentación de edificios públicos en la causa impulsada por la ex rectora Julieta Castellanos desde 2017, como represalia por defender derechos estudiantiles.

Esta resolución de la Corte de Apelaciones es en respuesta a un Recurso de Reposición interpuesto por la abogada Kenia Oliva, en febrero del este año, debido a que el Juzgado de Ejecución había denegado la amnistía por persecución política, contemplada bajo el decreto 4-2022,  a los tres estudiantes el 31 de enero de este mismo año.

En el 2017 los estudiantes fueron condenados a tres años de presión por usurpación debido a las protestas por la defensa de los derechos de lois estudiantes. La defensa se fue en casación y esa instancia como el nuevo código penal había quitado el derecho de usurpación momentáneamente, le colocaron el de detentación de edificios públicos violentando la retroactividad de la Ley y el acceso a la justicia a los encausados.

Corte de Apelaciones ordena sobreseimiento definitivo

Cesario Padilla dijo que en medio de todo un sistema de complicidad no hay que olvidar quienes han estado involucrados en la criminalización de la protesta social y nombres que quedaron en la negra historia como la ex rectora Julieta Castellanos, la decana Belinda Flores; el ex rector Francisco Herrera. “Lastimosamente no puedo abrazar a mi papá y celebrar porque él ya murió, pero puedo levantar la cabeza y lo defino como un baño de tranquilidad y paz”.

Escuche su audio completo:

Mientras Pen Internacional celebra esta resolución señalando que debe continuar el reconocimiento al sufrimiento y a la labor de los tres estudiantes y que deben ser reparados los daños que han sufrido por más de una década por un delito que no cometieron:

Back To Top